Tú decides en internet

 

 

 

 



El vertiginoso desarrollo de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) en los últimos años, especialmente de internet, ha abierto un mundo de nuevas posibilidades y conocimientos.

Así, tanto en las familias como en los centros escolares, los niños empiezan a manejar un ordenador o una Tablet cada vez a edades más tempranas, ya que se ven como instrumentos que les pueden abrir ese mundo que ofrece Internet.

En muchas ocasiones, la utilización de esas herramientas les parece algo absolutamente inocuo, sin que su manejo pueda conllevar ningún problema.

Efectivamente, en términos generales, la utilización de todas las posibilidades que nos da Internet, puede ser enriquecedora y fundamental para el desarrollo de los menores pero, en ocasiones, puede haber problemas ocultos a sus ojos. Para evitar estos problemas, las familias y los profesores, deben ser capaces de guiarles, de la manera más segura posible, por las múltiples posibilidades que nos da la Red.

Actualmente, los menores están familiarizados con el entorno digital y han ido adquiriendo, de manera natural, unas habilidades superiores a las de muchos adultos, pero se trata de personas en proceso de formación, de desarrollo personal, que no conocen o, si lo conocen, no son conscientes plenamente del valor de la privacidad ni, por tanto, de la importancia que tiene un uso responsable de la información personal, particularmente en Internet y las redes sociales, lo que en muchas ocasiones les lleva a ofrecer una sobreexposición sin tener en cuenta las consecuencias que ello puede implicar, pues todavía les falta la formación necesaria para distinguir lo que es seguro de lo que puede afectar a su privacidad.

La Agencia Española de Protección de Datos viene siendo consciente de esta realidad y de que muchos de los riesgos a los que se enfrentan los menores en la red se ven favorecidos por un uso irresponsable y despreocupado, muchas veces por desconocimiento, de los datos de carácter personal que se facilitan al utilizar la mayoría de los servicios que ofrece Internet: redes sociales, servicios de almacenamiento, mensajería instantánea, correo electrónico, etc…. Por este motivo, la Agencia, que desde hace tiempo viene prestando atención a la protección de los menores, ha considerado que la mejor forma de garantizarla es mediante acciones preventivas, por la vía de su formación y concienciación. Para ello, ha desarrollado una página web, cuyo objetivo es ofrecer información, consejos, materiales y recursos con las claves necesarias para el uso seguro y responsable de los datos personales en la Red.